Pulsa «Intro» para saltar al contenido

El aumento del autoconsumo que puede cambiar el mercado de electricidad

Las empresas de servicios públicos generan la potencia que venden a los clientes, pero la mayoría de la electricidad proviene de compras mayoristas realizadas a través de mercados mayoristas centralizados operados por organizaciones de transmisión regionales (RTO) y operadores de sistemas independientes (ISO).

El mercado está diseñado para permitir una licitación competitiva entre diferentes recursos, como carbón, eólico, solar y gas natural. Pero esto no está sucediendo en algunos mercados, según una nueva investigación de Energy Innovation y Sierra Club.

¿Qué es el autoconsumo?

Un sistema de consumo de autoevaluación es uno en el que una casa o empresa puede producir y usar su propia electricidad. Esto se puede lograr a través de un sistema solar fotovoltaico, un sistema de almacenamiento de batería o conectándose a la red eléctrica. Es una forma de producción de energía que puede reducir las emisiones de carbono y ayudar a satisfacer las necesidades de un número creciente de hogares.

El aumento del consumo de autoevaluación ha sido impulsado por varios factores, incluida la aparición de tecnologías de red inteligente y una mayor conciencia del impacto negativo de las emisiones de gases de efecto invernadero en el medio ambiente. También tiene el potencial de cambiar el mercado de electricidad.

Por ejemplo, si posee un sistema de energía solar y desea aprovecharlo al máximo, probablemente desee alimentar su propia energía generada en la red cuando sea necesario. Esto se conoce como medición neta y significará que su energía solar se acredita por el precio total de la energía que produce. Sin embargo, esto no siempre es posible, especialmente cuando su proveedor de electricidad cambia sus políticas de medición neta.

El consumo de autoconsumo es un tema cada vez más importante para los defensores de las energías renovables y las empresas, ya que puede ahorrarles dinero y ayudar a combatir las políticas de medición neta cambiante. Una configuración de consumo de autoevaluación también puede ser una buena manera de maximizar los beneficios de su instalación solar, especialmente porque se espera que los precios de la electricidad aumenten en los próximos años.

Hacerlo correctamente requiere un monitoreo en tiempo real de la generación y las exportaciones a la red. Esto es crucial para calcular la demanda bruta precisa y el autoconsumo.

También es importante considerar el contexto y los datos sobre las características del hogar. Sin esta información, puede ser difícil sacar conclusiones sobre el consumo de autoconsumo (Webborn, Elam y McKenna, 2019).

Para determinar los coeficientes de auto -consumo, se analizaron los datos empíricos de una variedad de países. Los datos se ajustaron a una regresión lineal, utilizando la generación mensual y los totales de demanda diurna como las entradas. Los resultados mostraron que el auto -consumo está significativamente influenciado por el «factor de cobertura» entre la generación y la demanda, es decir, la proporción de la demanda que ocurre durante el día.

¿Por qué es importante el autoconsumo?

El consumo de autoevaluación es una parte importante de la transición de energía global porque permite que los hogares, las empresas y las administraciones públicas generen su propio poder y lo usen cuando lo necesiten. Es una forma de independencia energética que está creciendo en popularidad y tiene el potencial de cambiar significativamente el mercado de electricidad.

El autoconsumo puede tomar muchas formas, incluidos los sistemas solares e híbridos. Es una forma para que los consumidores ahorren sus facturas de electricidad y cumplan con sus objetivos de sostenibilidad. También reduce las emisiones de carbono.

Para los propietarios de viviendas, el autoconsumo generalmente se basa en la producción de electricidad renovable a través de paneles solares instalados en el techo. Esta electricidad se utiliza para alimentar los electrodomésticos del consumidor o almacenarse para su uso posterior a través de un sistema de almacenamiento de baterías.

Este enfoque puede ser atractivo para los dueños de negocios porque les permite producir y usar electricidad de manera más rentable que si lo compraran en la red. Además, puede eliminar la necesidad de líneas adicionales al punto de conexión de la red y minimizar las pérdidas de transmisión causadas por el transporte de energía en la cuadrícula.

Sin embargo, el potencial de autoconsumo varía ampliamente de un caso a otro y a menudo es difícil hacer suposiciones generales sobre cuánto de la energía solar generada por una planta fotovoltaica se consumirá. Esto se debe a que existen numerosos factores que afectan el consumo de un sistema de energía solar, como el nivel de generación y los momentos en que se usa la electricidad.

Para estimar con precisión cuánto de la energía solar producida por un sistema de energía solar se consumirá, es necesario considerar todos estos factores. Esto se puede hacer a través de estudios de simulación.

Se han llevado a cabo varios estudios sobre el tema del consumo de autoevaluación en los consumidores comerciales, y estos resultados pueden ser útiles como guías de planificación para instaladores y clientes potenciales. Sin embargo, estos estudios muestran que la tasa típica de consumo de autoconsumo de los consumidores comerciales varía mucho de un caso a otro y depende en gran medida del perfil de carga de los consumidores de energía individuales.

¿Cómo puede el autoconsumo cambiar el mercado de electricidad?

Con el aumento de las fuentes de energía renovables, hay una nueva forma de consumir electricidad que puede cambiar el mercado de energía. Se llama auto -consumo y permite a los consumidores generar su propio poder. Tiene una serie de ventajas, que incluyen una mayor autonomía y costos reducidos, así como la capacidad de ayudar al medio ambiente.

Es un factor importante en la transición a un sistema de electricidad baja en carbono, ya que puede reducir el uso de energía y las emisiones de CO2 y aumentar la electrificación de transporte. También puede ayudar a mejorar la gestión de la demanda a nivel individual y social.

Esto se puede hacer instalando paneles solares y almacenando exceso de electricidad, o comprando energía excedente de los hogares vecinos. Incluso se puede combinar con un marco de energía comunitaria, que puede mejorar la eficiencia de la generación en el sitio.

A medida que evoluciona el consumo de autoevaluación, existe una creciente necesidad de sistemas de almacenamiento y algoritmos inteligentes de carga de baterías para maximizar su potencial. Estos son cruciales para una integración suave de la sobreproducción en la red, así como para el cambio de carga y las soluciones de respuesta a la demanda que pueden reducir costos adicionales.

A pesar de su importancia, el desarrollo de esta tecnología permanece en sus primeras etapas. Sin embargo, se espera que su desarrollo aumente a medida que más personas son conscientes de los beneficios que puede traerlos y como las tecnologías que hacen posible que se vuelvan más asequibles.

Para poder producir y consumir electricidad de su propia propiedad, necesita una inversión inicial en un sistema fotovoltaico que tenga la capacidad de almacenar energía. Esta inversión valdrá la pena rápidamente gracias a los ahorros en su factura.

El costo inicial del sistema variará según el tamaño de su propiedad y la cantidad de energía que necesita. Sin embargo, se espera que se amortice por completo en menos de diez años con los subsidios actuales para el autoconsumo.

Hay muchas maneras diferentes en que el consumo de autoevaluación puede cambiar el mercado de electricidad, pero lo más importante es que disminuirá los costos de energía para los propietarios y las empresas. También ayudará a reducir la huella de carbono de hogares y negocios.

¿Cómo puede el autoconsumo ayudar al medio ambiente?

El aumento del consumo de autoevaluación que puede cambiar el mercado de electricidad, sin mencionar mejorar nuestra eficiencia energética colectiva y ayudar a reducir las emisiones de carbono es una gran cosa para todos. En particular, la ráfaga de propietarios de viviendas que optan por ser verdes con paneles solares en el techo es una señal de que las personas buscan una alternativa a una electricidad costosa y poco confiable de combustible fósil.

No es ningún secreto que el mundo enfrenta un desafío ambiental en una escala que nunca antes habíamos visto, y el autoconsumo es una forma inteligente de aprovechar al máximo esta situación. A largo plazo, es un escenario de ganar-ganar para todas las partes involucradas: consumidores, fabricantes y proveedores por igual.

Uno de los aspectos más impresionantes del consumo personal es que proporciona un impulso real a la resiliencia general de una comunidad. Esto se debe a que los sistemas solares de consumo de consumo pueden ayudar a aliviar los efectos de los recortes de energía o apagones frecuentes, y los beneficios resultantes para las comunidades bien valen el costo inicial.

Si está pensando en hacer todo lo posible con su propio sistema de panel solar, aquí hay algunos consejos para aprovecharlo al máximo y ver si es realmente para usted:

El primer paso para instalar una fuente de energía más verde en su morada es realizar una auditoría de energía para asegurarse de obtener lo que paga. Esto no solo le ahorrará dinero, sino que también le dará una valiosa información sobre cómo puede reducir su huella de carbono en el futuro. El siguiente paso es implementar la solución de energía correcta para sus necesidades únicas: ¡puede estar seguro de que Enel estará allí para ayudarlo en cada paso del camino!

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *