El exceso de la norma antiabuso

articulo 108 de la ley del mercado+valores Legislación

La potencial conflictividad que se vislumbraba en relación con la aplicación del artículo 108 de la Ley del Mercado de Valores a la transmisión de sociedades propietarias de instalaciones fotovoltaicas ha venido a confirmarse, desgraciadamente, con la reciente Consulta de la Dirección General de Tributos (DGT) de 25-I-2010.


En la citada resolución, la DGT concluye que las instalaciones fotovoltaicas tienen la consideración de bien inmueble a los efectos del artículo 108 de la Ley del Mercado de Valores y, por tanto, la transmisión de la sociedad queda sujeta a ITP si el adquirente obtiene el control de la misma. Resulta indudable que las conclusiones alcanzadas por la DGT se ajustan a la literalidad del precepto legal.

Sin embargo, una interpretación finalista de la norma hubiera conducido a una respuesta radicalmente distinta: la DGT olvida que el artículo 108 es una norma anti-elusión que persigue la transmisión de inmuebles a través de figuras societarias, tal y como señala la propia Exposición de Motivos de la LMV.

No parece que la voluntad del legislador fuera aplicarla a otros sectores distintos del inmobiliario, en entregas de negocios en funcionamiento que no encubren transmisión de inmuebles alguna, como ya señaló el TEAC en su Resolución de 15 de julio de 2004. O lo que es lo mismo, la aplicación de una norma antiabuso a situaciones en las que no existe tal abuso supone un atentado contra el propio espíritu de la norma.

A su vez, la definición de inmueble que maneja la DGT es la que se desprende de la Ley del ITP, mucho más amplia que la recogida en otras normas de nuestro ordenamiento. Tratándose de una materia regulada al margen de la propia Ley del ITP, nada impediría que la determinación del concepto “inmueble” se realizara de acuerdo con el Código Civil, o incluso con la Ley del IVA (que excluye los llamados inmuebles por destino), lo que dejaría fuera del espectro del 108 un buen número de transmisiones.

La inmediata y más grave consecuencia es que se ha eliminado la liquidez en el mercado de energías renovables. En efecto, en proyectos cuya inversión se realiza con un elevado apalancamiento, la rentabilidad sobre los fondos propios del inversor puede verse prácticamente anulada por el efecto del ITP.

Ello implica que la compra de una sociedad fotovoltaica en España pierda atractivo, encarece una forma de producción de energía que es de interés de todos, paraliza la inversión extranjera, principalmente de los grandes fondos de energías renovables y, en conclusión, condena a los actuales propietarios a mantener su inversión hasta el fin de los tiempos. Y todo ello, a mayor abundancia, en un sector cuyo desarrollo, se supone, debería ser fomentado.


Fuente: Expansión

Ver Golpe fiscal de Hacienda a las Energías Renovables


2006 – 2010

Blog Solar de Jumanji




Copyright 2006 - 2011 Jumanji Solar

articulo anterior
articulo siguiente

También podría interesarte

Golpe fiscal de Hacienda a la rentabilidad de las renovables La inversión en plantas fotovoltaicas sufre un duro revés porque la Dirección General de Tributos...
Sostenibilidad económica y medioambiental: ¿compatibles en el Sector Eléctrico? Los bajos costes remanentes de las tecnologías nuclear e hidroeléctrica, la fuerte pendiente de la...
Crisis energética Interesante presentación de Daniel Bouille, de la Fundación Bariloche, de diciembre de 2006. Perspectivas...
Solar Maps: otro mapa para conocer el potencial de la energía solar Solar Maps es un mashup de Google Maps, creado de manera conjunta entre una compañía llamada CH2M Hill...
Mapa del potencial de aprovechamiento de Energías Renovables en sitios contaminados La Agencia de Protección Ambiental de EEUU ha creado un mashup basado en Google Earth, en el cual nos...